Mantenimiento

El mantenimiento de la suela

La cara oscura de una jornada de diversión se refleja en la suela de nuestra splitboard. Por una parte, si ha habido suerte, solo tendremos una superficie rasposa, pero si no la ha habido, la suela estará llena de rayadas. Las rayadas pueden ser más o menos profundas: si son poco profundas solo son líneas del propio material más hundido que el resto (difíciles de reparar a no ser que se las abra un poco más). A las profundas se las deberá rellenar de polietileno cofix y, para ello, primeramente se efectuará una limpieza de la zona con un disolvente específico. Una vez limpio se fundirá el polietileno con un fundidor o con una llama (no recomendamos la llama porque quema elementos del polietileno) y, poco a poco, se rellenará la rayada hasta que el cofix sobresalga un poco más que el nivel de la suela. Finalmente, cuando el cofix este frío (mínimo 30 minutos a temperatura ambiente de 20ºC), se rascará con una rasqueta metálica bien afilada o con una cuchilla haciendo pasadas rápidas y suaves, sin presión, y rascando en las dos direcciones. Escama a escama se ira rebajando el cofix sobrante hasta llegar al nivel de la suela. Si se desea rematar el trabajo y dejar la suela bien pulida se hará con una lija fina (220 – 300 gr.), encima de un soporte plano y duro (¡jamás con la mano!) y con pasadas suaves, sin mucha presión. Para rematar la misma acción, con una hoja de scotch nos quedará una suela lista para encerar. Ahora ya si… ¡a disfrutar de la nieve!