APS

Bastones, pieles y cuchillas. Material básico de progresión con splitboard

Bastones:

Debemos valorar 3 aspectos al escoger los bastones: el primero, el sistema para alargar y encoger; el segundo, la roseta y la punta; y, el tercero, los accesorios que podemos acoplar. Hay dos sistemas para alargar y encoger bastones: con rosca y por presión. Cuando escojamos debemos tener en cuenta cómo manipularemos estos sistemas (guantes, frío, etc.) y la longitud del bastón, tanto en la subida (recomendables bastones largos que nos ayuden en la progresión) como en la bajada (los bastones deben colocarse en la mochila con las puntas mirando hacia la parte inferior).

Pieles de foca:

La mayoría son sintéticas i muy adherentes en todo tipo de condiciones. Su mantenimiento es reducido si hacemos un uso correcto. En la práctica, tenemos que pegarlas bien: no es necesario hacerlo de punta a punta del split; si tenemos la cola en condiciones, podemos dejar la piel cortada hasta la parte efectiva de nuestra split. Actualmente, solo Atomic utiliza sus pieles de punta a punta de la tabla. Además, cada día salen más pieles que, en lugar de utilizar cola para pegarlas en la suela, llevan un tipo de silicona que funciona por presión: a más presión, más pegada queda. Siempre tenemos que dejar un pequeño espacio de separación (0,7cm. aprox.) entre la piel y el canto del split, porque en caso de hacer diagonales nuestro canto sea efectivo.

Cuchillas:

En estos momentos, uno de los puntos débiles del splitboard son las diagonales en condiciones de nieve dura, costra o hielo. Debido a la anchura del patín, a los mecanismos de sujeción y a la poca presión que podemos ejercer con las botas de snowboard, resulta complicado realizar diagonales con seguridad sin cuchillas. Cada fabricante ha optado por su línea de cuchillas, siendo las voile las más aparatosas y polivalentes. Spark utiliza un sistema innovador que permite ponerlas sin quitar la fijación del split, además de multitud de combinaciones. Atomic, por su lado, incorpora una cuchilla que siempre queda pegada en la fijación. Este sistema es muy ligero, pero tiene el inconveniente que cada vez que levantamos el pie para hacer un paso perdemos la adherencia de la cuchilla.