APS material básico de seguridad

Puedes estar como una cabra o puedes ser mas sensato que el resto, pero lo que nunca debe faltar en tus salidas es el arva, la pala y la sonda.

 

El arva es un aparato electrónico emisor y receptor de frecuencia de radio que nos permite localizar una persona enterrada bajo la nieve con mucha rapidez y facilidad. Es tan importante llevar Arva como saberlo usar y de su uso dependerá la velocidad con la que se localice al compañero. Además, debemos saber que todos los Arvas del mercado son compatibles entre sí.

La pala es una herramienta de plástico o aluminio desmontable que nos permitirá desenterrar a la persona sepultada bajo la nieve. Después de un alud y en pocos minutos, la nieve, por la propia presión que ejerce, queda compacta como si de un bloque de hielo se tratase; consecuentemente, la velocidad para encontrar a nuestro compañero y llevar una pala resistente será vital para un buen rescate.

La sonda es una varilla metálica plegable que, una vez desmontada, puede alcanzar los 2’5 metros según la marca y el modelo. Su función es clavarse hasta localizar la víctima del alud que ha quedado sepultada. En el mercado existen sondas equipadas con unos sensores (Intelligent Probe) en la punta, compatibles también con todos los Arvas, que al acercar la sonda a unos 50 cm. de la víctima emiten un señal que nos ayudará a cavar en la dirección correcta.